TIEMPO

Seis letras. Una palabra compuesta por seis letras, que expresan el paso de algo que es extremadamente relativo para unos y no tanto para otros. Algo que aun suponiendo las mismas horas, los mismos minutos y los mismos segundos transcurre muy rápido o muy lento depende para quien. Tiempo que no todo el mundo valora del mismo modo.

En muchas ocasiones me siento como si viviese en un reloj de arena, donde las horas pasan muy rápido o muy lento; como si mi vida estuviese parada mientras fuera, al contrario, todo cobrase vida. Y yo mientras, esperando a que alguien coja mi reloj y le de la  vuelta, esperando sentir así que mi tiempo se iguale al del resto.

Para nosotras el hecho de estar fuera, significa no desaprovechar ni un solo segundo, pues se nos pasa el tiempo volando y no queremos dejar pasar, de grandes para nosotras y puede que pequeñas para el resto, experiencias o vivencias que nos pueden llegar a hacer cambiar un día por completo.

La importancia que le damos al tiempo puede que sea algo distinta a la vuestra, ya que sin ir mas lejos la nuestra también lo era no hace mucho tiempo, hasta que nuestras vidas se desviaron de rumbo…

Cuando entramos aquí, tenemos la esperanza de que al cabo de un mes estaremos fuera de nuevo y habiendo recuperado la que era nuestra vida. Que por mucho que fuese una mierda, hablando mal y pronto, al menos era nuestra. Transcurre el tiempo y nos damos cuenta de que aquello con lo que fantaseábamos no era posible. Nos hacen ver que todo el tiempo que habíamos estado enfermas comparado  con el poco tratamiento que pretendíamos realizar no era compatible. Porque entre nuestros bajones, baches, síntoma, miedos, nos vamos alejando y hacemos que se alejen nuestros vínculos tanto de amigos, familia, como pareja, haciendo que ellos sigan haciendo su vida y la nuestra se quede atrás.

file-14

Nos despertamos un día, con ganas de comernos el mundo y arrasar con todo aquello con se nos venga por delante, no hay horas suficientes para tanta energía. Pero  de pronto llega el día siguiente, y no tienes ganas ni de levantar la cabeza de la almohada, todo lo ves gris y el día se te hace eterno, solo deseas que se pase el día lo mas rápido posible para que llegue la noche y poder volver a la cama y así un días tras otro.

Después llegan los fines de semana, y con ellos los permisos. Parecemos niñas pequeñas a las que les acaban de regalar una piruleta de fresa. Bailamos eufóricas la noche anterior en los pasillos y la emoción a penas nos deja dormir. Se convierte en la noche mas larga de la semana. Nos despertamos por la mañana pegando un brinco de la cama y corremos para ser las primeras en las duchas. Nos arreglamos y maquillamos en las picas que casi parecen las ramblas de Barcelona de tantas que somos. Después, bajamos a desayunar y no hay día que comamos con mayor ímpetu y rapidez, porque cuanto antes salgamos del comedor, antes podremos ver a nuestros padres e irnos a casa. Donde por fin podremos recuperar parte de la normalidad en nuestras vidas que tanto añoramos al estar aquí dentro. Aquí es cuando el tiempo se nos pasa volando, y no queremos malgastar ni un solo instante de libertad en la calle.

Cuando salimos, vemos que muchas cosas han cambiado, y que ya nos es lo mismo de antes, como el momento en el que lo dejamos. Porque ese momento, se ha quedado instalado en nuestra memoria pero no quiere decir que todo tenga que ser igual, porque como hemos dicho antes, mientras nostras nos hemos quedado estancadas los demás han continuado con sus vidas. Nos frustramos, y nos damos cuenta de todo lo que perdemos estando aquí dentro, que realmente es lo que perdemos estando enfermas. Por otro lado, se me inunda el cuerpo de sensaciones y tengo la necesidad de hacer millones de cosas, que no puedo porque no dispongo del tiempo suficiente, ole yo! Más frustración para mí. Además, están todas las dificultades que se me presentan y que no sé cómo afrontar, tengo que pedir ayuda y me cuesta y no sé cómo, no quiero preocupar a nadie ¿Qué hago? En fin… el tiempo se acabará pasando como es evidente y acabaré volviendo a ita tarde o temprano para poder hablar y contar lo que me ocurre.

Y este es un poco el resumen de mi tiempo; hasta que yo esté bien y mi tiempo se pueda equiparar al del resto de la gente de mi entorno.

Un comentario sobre “TIEMPO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s