CRISIS

Durante mucho tiempo no he sabido cómo gestionar mis momentos en los que no veía un futuro en mi camino, y de tantas veces que me lo repetía, sentía cada vez más agobio, y ahora te hago una pregunta; ¿tú como gestionarías el ver que tienes un problema y cada minuto que pasa lo ves más grande y más grande?

Pues yo no sabía cómo gestionarlo, solo quería ver esa famosa luz que se supone que vemos al final del túnel, y mi manera en ese momento fueron las autolesiones, el problema es que al final me di cuenta que terminaba con otro problema más.

AUTOLESIÓN… os parecerá una palabra muy grande, pero para mí, en mis peores momentos, fue una palabra que acabé minimizando y normalizando.

Llevaba tantos años sin que nadie me parara, que cuando entre en ITA y no me dejaban hacerlo se me cayó el mundo encima; sentía mucha rabia, intentaba buscar algún espacio en el que nadie me viera, para poderme hacer daño, para intentar gestionar todos estos cambios que se me estaban haciendo tan difíciles.

Pasaron varios meses en los que mi dinámica seguía siendo la misma, no aceptaba la ayuda de nadie, solo quería que me dejaran en paz. Y seguramente te preguntarás cuando acabó todo esto, y ahora te lo voy a explicar…

Fue un jueves por la tarde en una terapia de grupo, en la que Jotapé (Juan Pablo) explicó los porqués de las autolesiones; una es por el sentimiento de culpa, otra es para sentir el dolor emocional convertido en físico, otra el pedir ayuda, otra convertirlo en rutina y la última para tener una identidad… Me di cuenta que en mi caso llevaba muchos años con mucho dolor emocional y que mi manera de “enfrentarme” a ellos era esconderme, hacerme daño y sentir el dolor físico.

No sabéis las horas que me pasaba llorando en mi habitación sin que nadie me viera, porque me veía más débil si lo mostraba en público.

toa-heftiba-emociones-miedo-verguenza
Autor: Toa Heftiba

Lo he estado trabajando por muchos meses, soy más consciente de mis dificultades, hay días en los que veo esa famosa luz al final del túnel, sin embargo hay días que no y siento que se me derrumbo el mundo, pero de lo que nunca me tengo que olvidar es de lo que que me dice mi terapeuta: MENOS INTENSO, MENOS FRECUENTE Y MENOS DURADERO.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s